Strict Standards: Non-static method GoogleSitemapGenerator::Enable() should not be called statically in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-content/plugins/sitemap.php on line 3156

Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method YLSY_PermalinkRedirect::execute() should not be called statically in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-includes/plugin.php on line 160

Strict Standards: Non-static method YLSY_PermalinkRedirect::is_skip() should not be called statically in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-content/plugins/ylsy_permalink_redirect.php on line 84

Strict Standards: Non-static method YLSY_PermalinkRedirect::guess_permalink() should not be called statically in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-content/plugins/ylsy_permalink_redirect.php on line 111

Strict Standards: Non-static method YLSY_PermalinkRedirect::check_hostname() should not be called statically in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-content/plugins/ylsy_permalink_redirect.php on line 123
cinematicos » Terror
Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-includes/kses.php on line 446

Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-includes/kses.php on line 510

Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-includes/kses.php on line 511

Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-includes/kses.php on line 446

Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-includes/kses.php on line 510

Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-includes/kses.php on line 511

Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-includes/kses.php on line 446

Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-includes/kses.php on line 510

Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-includes/kses.php on line 511
Si te gusta éste, visita los otros blogs de efectoblog: Tubolsillo (economí­a), El Octavo (videojuegos), Cinematicos...

Cabeza borradora (Eraserhead)


Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/javierespuig/cinematicos.com/wp-includes/formatting.php on line 74

Caebza borradoraCabeza borradora es una de las óperas primas más personales, inquietantes y admirables que recuerdo. Nos hace meternos de lleno en una de las cabezas mejor amuebladas del conjunto de los llamados, para bien o para mal, “directores de culto”. Lynch demuestra ya desde su primer largometraje que es quien mejor filma la psique humana. Lo hace a través de una historia de simpleza extrema, ya que en realidad no es más que un relato de una pareja con problemas en su relación. Es en su forma donde reside su encanto: no distinguimos entre la realidad y el sueño, no distinguimos entre lo que realmente sucede y lo que pasa por la mente del protagonista.

Nos movemos en un mundo extraño, que deviene en un personaje más de la película. Es un mundo atemporal; en un principio nos hace pensar que estamos en un futuro lejano, incluso en territorio extraterrestre (en un comienzo de metraje quizá excesivamente lento, que puede llegar a exasperar a más de un espectador), poco más tarde, en la escena en la que el protagonista (el espléndido Jack Nance) camina hacia su casa, pensamos que quizá estamos en un futuro cercano, en donde las fábricas y la alta tecnología han llegado a arrinconar a la especie humana, o quizá en un pasado que no existió, un mundo post-apocalíptico infestado de radiación nuclear. La sensación de extrañeza y atemporalidad aumenta cuando conocemos el modo de vida de los personajes (que parecen vivir en una América en plena depresión, todos ellos con unas creencias religiosas arraigadas), y la extrema pasividad y sometimiento del personaje principal.

La magnífica fotografía de Herbert Cardwell y Frederick Elmes (quien volverá a colaborar con David Lynch en Terciopelo Azul y en Corazón Salvaje) en blanco y negro, es uno de los mayores aciertos del film. Logra evidenciar los claroscuros en los que se mueven tanto los personajes como su propia psique, creando monstruos en donde no hay más que mobiliario (la minúscula habitación de Henry no son más que cuatro elementos contados) y dando vida a una de las criaturas más aterradoras que jamás se hayan creado, pese a que por momentos se nos muestra dulce, juguetón e indefenso. Merece la pena recordar la planta de la mesita de noche, plantada directamente en tierra sin maceta; el armario en donde Henry guarda los gusanos que le llegan por correo (¿?!!), o el radiador en el que Henry deja su mente volar e imagina a una niña cándida de mofletes abultados, que, como los demás personajes, puede pasar de la ingenuidad al sadismo en sólo un instante. Factor éste que causa gran extrañeza y desasosiego, pues el espectador es perfectamente consciente en todo momento de la fragilidad de todo lo que está viendo, y permanece expectante creyendo que en un segundo puede suceder algo que altere el devenir de los hechos (alteración que en realidad no llega a producirse nunca), sensación que emparenta a Cabeza Borradora con las películas de terror, ese terror difuso de lo que no se ve pero se siente.

Otro de los aciertos indiscutibles del film, y aspecto que también lo acerca a películas de terror psicológico es el sonido. Creado por el propio Lynch y presente durante todo el metraje, se compone de sonido ambiente, ruidos, sonido de maquinaria, etc… es, en definitiva, una banda sonora perfecta, que rellena los huecos que dejan la fotografía en blanco y negro y la excelente y escasa iluminación, y que es en muchas ocasiones más importante e inquietante que las imágenes e incluso que los extraños comportamientos de los personajes. El llanto del bebé, el sonido del pollo al trincharlo, los chirridos de la máquina que acciona el hombre que abre y cierra el metraje, el sonido del ascensor y el que emite el radiador son sólo algunos ejemplos de los hallazgos sonoros que aquel que se atreva a adentrase en el film podrá disfrutar.

Cabeza borradora no es más que un hallazgo tras otro. Es la piedra angular sobre la que se construyen todas y cada una de las películas de David Lynch. Pese a su aparente radicalidad, es innegable que comparte el ambiente opresor con posteriores films como Terciopelo Azul, Carretera Perdida o Mulholland Drive, así como con muchas de las escenas de Twin Peaks; un diseño de personajes parecido al de El Hombre Elefante, como muestra la presentación que hace de la misteriosa vecina; y un humor que impregna toda su obra, que se hace patente en la escena de la cena con los padres de su novia. No obstante, un aviso a navegantes, el espectador que la coja sin ganas le podrá criticar muchas cosas. Por otro lado, aquel que quiera introducirse en un territorio extraño, oscuro e inquietante, sin duda se dejará llevar y podrá disfrutar de una original propuesta y todo un mundo de sensaciones, que es en definitiva de lo que está construida Cabeza borradora. Sensaciones.

* Comentarios(0)